CCP

facebook_logo24facebook_logo24twittertwitterlinkedinlinkedin

Sky Airline explica su cambio de imagen a estudiantes de Diseño Gráfico

“Branding estratégico en tiempos de cambio” fue la charla que ofreció el diseñador gráfico de la Universidad del Pacífico y líder del cambio de identidad de la línea nacional Sky, Luis Oliva.

Una clase abierta al interior del Taller de Diseño VI, a cargo de la docente Carmen Gloria Contreras, organizó la Escuela de Diseño Gráfico de la Universidad del Pacífico, para que estudiantes de todos los años, profesores y directivos conocieran de primera fuente el proceso de cambio de imagen e identidad de Sky Airline, convertida desde hace sólo unos meses en la primera línea aérea bajo costo del país.

El expositor fue Luis Oliva, con más de 20 años dedicado a la creación y gestión de marcas como Vueling, Volotea, Bankinter, Iberia, Cepsa, Cortefiel, la Caixa Banca Privada, Phibo y BSI. Es Fundador y Director de Estrategia de PAN, agencia para proyectos de consultoría y diseño que nace el 2015. Estudió Diseño en la Universidad del Pacífico y un Master en Branding, en la Escola Superior de Disseny de Barcelona, donde es colaborador docente desde hace 11 años. Luis trabajó por 9 años en LAN Airlines, donde lideró como Brand Manager el cambio y la implementación de la Identidad Corporativa en el año 2004 y la implementación del cambio de 1998.

En su exposición, no sólo hubo reflexión de por qué y cómo se determinó dejar atrás las palmeras de la cola de los aviones, integrar una “K” al revés en el logo o incluir el color morado para identificar a Sky en esta nueva etapa, sino que el profesional detalló cómo fue el trabajo de gestión estratégico anterior a esas elecciones de marca gráfica, hasta llegar al desarrollo de una identidad nueva, luego de casi 6 meses de trabajo,

“Siempre nos dijeron que en el mundo de la gestión de marca, nuestra pega era unir una estrategia de negocio con una estrategia de marca. Nosotros pensamos que esto está más o menos bien. Pero pensamos que no hay forma de hacer esto más o menos integral, si uno no mete la parte cultural en todo esto, porque detrás de cada marca hay personas. O sea, es imposible pensar que una marca es un logotipo. Por eso el tema cultural es fundamental”, señaló.

Es así de fácil y de difícil, agregó el experto. “Una marca es como una flecha, donde lo más importante es lo que viene. Pero esa flecha para ir para adelante, solo lo podrá hacer si es capaz de ir para atrás, lo que significa que tiene que ser capaz de representar una historia y poner en valor unas creencias que considere las habilidades reales que tiene una compañía”, indicó Oliva, insistiendo en que “un ejercicio como éste, no es sólo un ejercicio de diseño”.

 Relató que Sky les pidió ayuda para transformarse en una línea aérea rentable a través del modelo low cost, donde lo ingredientes básicos para construir esta marca eran eficiencia operativa y la accesibilidad. “Sin embargo, ellos son elementos que forman parte del modelo de todas las compañías low cost del mundo y no es una marca. Una marca es una cosa propia y lo dice la misma palabra: marcar algo, identificarse con algo. De ahí entonces descubrimos que había un sentido de familiaridad muy importante, partiendo porque son una empresa familiar. Había sentido de calor, son chicos, buena onda y cercanos. Y el otro tema relevante era el entorno, ya que operarían en Chile y en sus alrededores, permitiéndoles cumplir un rol social al ofrecer a gente moverse en avión, gastando lo mismo que antes y aprovechando mejor su tiempo. En conclusión, dos cosas propias del modelo y dos cosas exclusivas de ellos, que eran los cimientos desde donde se empezará a construir”, afirmó.

Parte relevante del trabajo fue definir la personalidad de marca y los valores. Sin embargo, la gestión de una marca es mucho más compleja que la definición de un logotipo. “El gran desafío que había en este proyecto no era cambiar el logo y quitar las palmeras, era entender cómo encontrábamos un discurso que fuese capaz de impulsarnos hacia adelante, pero poner en valor el legado que esta marca tenía”, recalcó.

Luis Oliva compartió que después de tener la personalidad de marca y los valores, llegaba el momento de definir la idea de marca. “Una idea de marca no es un slogan, sino que es una herramienta de gestión que tiene que ayudar al de recursos humanos a gestionar a los recursos humanos de una compañía (…) Y tiene que ser lo suficientemente sencillo, porque hay que enfocarse en una sola idea. Siempre digo que una marca es un ejercicio de renuncia, y todas compañías tienen muchas cosas buenas que decir, pero si las dicen todas no son una marca, porque no son capaces de ser reconocibles por nada”, señaló.

En este proceso de definición de la idea se llegó al concepto de Atrevidamente Lógico, como el espíritu que marcó toda esta nueva etapa de Sky. “Ellos se atrevieron a hacer cosas lógicas, porque entendieron que este sistema tenía que estar en este rincón del planeta hace rato (…) Y estar siendo Atrevidamente lógicos, fue la frase que marcó todo el ejercicio tanto de su transformación cultural, de compañía y de marca”, explicó.